Llega a Colombia Ancho Reyes, el licor de chile ancho que conquista al mundo

Llega a Colombia Ancho Reyes, el licor de chile ancho que conquista al mundo

Ya está disponible en Colombia Ancho Reyes, un licor elaborado de chile ancho e inspirado en una receta de los años 20, originaria de la ciudad de Puebla de Zaragoza, en México. Como aperitivo, digestivo o ingrediente en la coctelería, esta es una bebida que destaca por su versatilidad.

“No existe en el mundo otro licor de chile, somos los primeros y los únicos. Estos diferenciadores, han hecho que Ancho Reyes sea muy atractivo para los mercados internacionales. Un licor de chile que ha obtenido muchos premios a nivel mundial. Hoy en día Ancho Reyes se comercializa ya en más de 30 países y acabamos de ser nombrados la segunda marca de licores a nivel global marcando tendencia. Ancho Reyes y Montelobos se encuentran en la lista de las 10 marcas de licores más vendidas en bares de coctelería en todo el mundo”, señala Roberto Hidalgo, CEO de Ancho Reyes o CMO de Casa Lumbre.

Sus notas ahumadas y un leve picor en el paladar hacen de Ancho Reyes un licor único. A la vista se caracteriza por una tonalidad bronce profundo, brillante, con cuerpo medio y alta untuosidad. Y en boca es ligeramente picante, seguido de notas de chiles secos, especias, canela, cacao, tamarindo y madera húmeda, que se complementan con ligeras notas herbáceas. Su sabor es agradable dulce y a la vez picante, con una leve acidez, y recuerdo a especias, tamarindo, ciruela, cacao, manzana y almendras.

Los pasos de Ancho Reyes

El chile de Puebla, de variedad Capsicum annuum, es el elegido para elaborar el licor de chile. Al secarse al sol, cambia su color y su textura, además de su nombre, para convertirse en chile ancho. Una vez escogidos, se maceran en un destilado de caña en pequeñas tinas de acero durante medio año. La mezcla se deja reposar para permitir que los sabores se combinen a la perfección. Cuando la bebida está lista se embotella cuidadosamente. Cada botella es inspeccionada individualmente y luego etiquetada a mano como lo marca la tradición.

Share This