El futuro de la coctelería: los cocteles controversiales

El futuro de la coctelería: los cocteles controversiales

La cultura de los cocteles está en auge y mostrando signos de mayor crecimiento con un pronóstico que plantea que en el 2020, habrá 400 millones de nuevos consumidores tomando bebidas espirituosas de lujo

En los últimos cinco años, el consumo de espirituosos ha crecido un 26% en África y el Medio Oriente, 15% en Asia y 22% en China.

La cultura de la coctelería gana espacio a escala global con la experimentación de los bartenders, quienes cada vez mezclan más sabores y acuden a la tecnología para satisfacer los sentidos.

WORLD CLASS, es la plataforma de coctelería más respetada en el mundo – una iniciativa de la empresa Diageo para inspirar al mundo a tomar mejor –en alianza con la renombrada consultora de tendencias The Future Laboratory, ha presentado las tendencias que revolucionarán el futuro de la coctelería y nuestras experiencias de consumo.

En esta primera entrega, Saber Beber te presenta la primera tendencia: Cocteles Controversiales

1. A mi manera La próxima generación de bartenders busca darle más espacio a su voz propia, a su opinión, y renuncia a intentar complacer a todos, siempre. Así como no vamos a un restaurante con estrellas Michelin a decirle al chef cómo queremos la ensalada, ¿por qué vamos a decirle a un bartender con experiencia cómo hacer nuestro Mojito?

2. Performance (B) Art
Para generar una reacción en los consumidores, los bares están empezando a añadirle teatro a la experiencia, dejando una impresión fuerte y con patrones.

En Operation Dagger, un bar en Singapur, una dramática nube de bombillos en el techo saluda a los visitantes, mientras su dueño ha creado una provocativa instalación de cámaras de mentiras en los inodoros creando una dinámica provocadora. Sus cocteles con puro teatro también: vodka infusionado con guisantes sensibles al PH y citronella brillante que al mezclarse con champaña, se convierten en burbujas rosado fluorescente.

3. Menú Next Generation
Los bartenders innovadores van en contra de la tradición y pensando en nuevas formas para que los consumidores se relacionen y naveguen por el menú.

En vez de tener nombres tradicionales, en el bar Trick Dog, en San Francisco, se han reemplazado los nombres por experiencias, es así como cada coctel es un signo astrológico o un Pantone de color. En el Ritz-Carlton de Berlín, por su parte, las bebidas pueden pedirse por su perfume o aroma.

Foto: Operation Dagger

Share This